Doña Marina Tenépatl

Malinalli Tenépatl (1502 - 1529)

Privacy Level: Open (White)
Malinalli (Doña Marina) "La Malinche" Tenépatl
Born in Paynala, Coatzacoalcos, Imperio Azteca, (Veracruz, México)map
[sibling(s) unknown]
Wife of — married in Orizaba, Nueva España (Veracruz, México)map
Descendants descendants
Died in Ciudad de México, Nueva España (Distrito Federal, México)map
Profile last modified | Created 10 Jul 2016
This page has been accessed 875 times.

Categories: Nahua | Indigenous Peoples of Mexico | Notables.

La Malinche, Cortés and Prince Xicotencatl
[[Category:]]
{{{image-caption}}}
Doña Marina Tenépatl fue un indígenas de México y miembro de la tribu Nahua.
Join: Indígenas Mexico Project
Discuss: indigenas_mexico
Notables
Doña Marina Tenépatl is notable.
Join: Notables Project
Discuss: notables

Biografía

La joven Malinalli acompañó a Hernán Cortés a lo largo de la conquista del Imperio azteca y desempeñó a su servicio una función clave: la de intérprete con las poblaciones indias

En marzo de 1519, Hernán Cortés estaba dando los primeros pasos en la campaña de conquista de México. Se encontraba en la costa de Tabasco, poblada por los mayas. Tras librar una batalla en Centla, los caciques locales acudieron una mañana al campamento español para agasajar a Cortés con numerosos regalos de oro, mantas y alimentos. Le llevaban también veinte doncellas. El conquistador español no imaginó en ese momento que una de esas jóvenes, llamada Malinalli o Malinche, doña Marina para los españoles, sería una colaboradora decisiva en sus operaciones contra los aztecas.

Malinalli había nacido hacia el año 1500, posiblemente cerca de Coatzacoalcos, antigua capital olmeca situada entonces al sureste del Imperio azteca, en la región de la actual Veracruz. Pertenecía a una familia noble –su padre era el gobernante de la ciudad de Painala– y en su infancia parecía tener por delante un futuro prometedor. Pero todo se truncó cuando murió su padre y su madre se volvió a casar con un señor local. La pareja tuvo un vástago, al que hicieron heredero de todas sus posesiones, al tiempo que decidían deshacerse de la pequeña Malinalli.

Aprovechando que una niña de la misma edad había muerto en el pueblo, la hicieron pasar por su hija y, amparados en la oscuridad de la noche, entregaron a Malinalli a unos mercaderes. Éstos la vendieron como esclava en el mercado de Xicalanco a otros comerciantes mayas, quienes, a su vez, terminaron por venderla al señor de Potonchán. Fue éste quien finalmente la entregaría a Hernán Cortés, en marzo de 1519, con otras diecinueve doncellas.

Tras la conquista de la capital azteca, Cortés se instaló en Coyoacán, una localidad cercana. Marina siguió junto a él y en 1522 tuvieron un hijo al que llamaron Martín, en honor al padre del conquistador. Pero entretanto había llegado a México, desde Cuba, la esposa de Cortés, y éste decidió buscarle un nuevo acomodo a su concubina. Organizó su boda con otro conquistador, un hidalgo llamado Juan Jaramillo, que era procurador en el ayuntamiento de Ciudad de México, del que llegaría a ser alcalde dos años después.

El cronista López de Gómara asegura que Jaramillo se casó bebido y que la boda fue mal vista por los hombres de Cortés, porque Marina era india, madre soltera y había estado con dos españoles. Pero con este enlace, Hernán Cortés cumplía la promesa de libertad que había hecho a Marina al inicio de la conquista, pagaba sus servicios otorgándole las encomiendas de Huilotlán y Tetiquipac –que por herencia le correspondían– y le proporcionaba una excelente posición social.

En 1523, durante un viaje por México, descubrió que Marina, además de maya, hablaba náhuatl, el idioma de los mexicanos. Era un Viernes Santo, y mientras organizaban el campamento llegaron los embajadores de Moctezuma para averiguar qué querían aquellos viajeros. Cortés llamó a Jerónimo de Aguilar, un español que sabía maya por haber pasado varios años en el Yucatán, tras salvarse de un naufragio. Pero Aguilar no entendía el idioma de los mexicanos, el náhuatl. Fue en ese momento cuando se descubrió que Marina hablaba esa lengua, que era la de sus padres, además del maya, idioma de sus amos en Potonchán.

Como resumía un cronista, Marina "sirvió de lengua [intérprete] de esta manera: Cortés hablaba a Aguilar y Aguilar a la india y la india a los indios". Este sistema de traducción fue decisivo para el avance conquistador de Cortés, no sólo porque le permitió comunicarse con los indígenas, sino también porque así conoció la situación interna de cada grupo y pudo ganarse su lealtad frente al enemigo común, Moctezuma.

La colaboración entre Hernán Cortés y doña Marina fue muy estrecha, hasta el punto de que los indígenas llamaron Malinche al propio Cortés: "como doña Marina estaba siempre en su compañía –dice Díaz del Castillo–, por esta causa llamaban a Cortés el capitán de Marina, y por más breve lo llamaron Malinche". El papel de la amante de Cortés como intérprete fue a menudo decisivo. En Cholula salvó a los españoles de una muerte segura al revelarles un complot de los indios, que una mujer del lugar le había confesado. En Tenochtitlán hizo posibles las conversaciones entre Moctezuma y Cortés, en las que Marina debía traducir los complicados discursos del español sobre los fundamentos del cristianismo y el vasallaje que los indios debían a Carlos V.

No sabemos la fecha exacta de su muerte (aunque debió de ser antes de 1529), ni la causa, tal vez la viruela, que asolaba la población indígena de México por esos años; o quizá su salud quedó muy mermada a raíz del penoso y durísimo viaje a Honduras, que realizó estando embarazada. Su legado, sin embargo, sería duradero. Gracias a su conocimiento de las lenguas indígenas, de la geografía y de la situación política del país, doña Marina logró que la conquista de México fuera menos cruenta y más rápida y exitosa de lo que hubiera sido sin ella. Malinalli, Malintizin, la "lengua" de Cortés, fue "la llave que abrió México". [1]

Biografía en Inglés

Malinalli [maliˈnalːi] Tenépatl, Mayan Princess, slave, interpreter, and advisor to Cortés

Malinalli Tenépatl (La Malinche) (Doña Marina) was born about 1502.[2]

Achievement: At one time, Doña Marina was the most powerful woman in the world. She was an interpreter and advisor (and mistress) to Conquistador Hernan Cortés. She is also accredited as one of the first women to begin a new race, mestizo, meaning Euro-Amerindian.

In 1519, Malinalli was one of twenty women slaves given to the Spaniards by the natives of Tabasco.[3]

She played an integral role in Hernán Cortés's conquest of the Aztec Empire and in forming alliances with various tribes of the indigenous peoples of Mexico.

Bernal Díaz del Castillo, who marched with Cortés, claims she was beautiful and intelligent, she could speak Nahuatl and Maya. Without her, he says, the Spaniards could not have understood the language of Mexico. Díaz’s account is the most generous of any conquistador, but it was written decades after the conquest—his eyewitness history filtered through memory. In contrast, the conquistador who knew this woman best, Hernán Cortés, mentions doña Marina just twice in his letters to the King of Spain. Her appearance in the Second Letter has become the most famous. Here he describes her not by name but as “la lengua…que es una India desta tierra” (the tongue, the translator…who is an Indian woman of this land).''[4]

Marina was not the sole contributor to beginning the mestizo race. Gonzalo Guerrero and his Mayan Princess wife, Zazil Há, were also one of the first to start the mestizo race.[5]

La Malinche passed away in 1529[6]

Malinche (Doña Marina): (1502-1529) De origen azteca, fue entregada como esclava a los Mayas. Sirvió de intérprete a Hernán Cortés para comunicarse con los Aztecas.[7]

Fuentes

  1. NATIONAL GEOGRAPHIC ESPAÑA - Doña Marina, la Malinche y la formación de la identidad mexicana. Cristina González. Encuentro, Madrid, 2002. / Malinche. Laura Esquivel. Suma de Letras, Madrid, 2006.
  2. She was born between 1496 and 1502
  3. La Malinche on Wikipedia
  4. Dona Marina
  5. Gonzalo Guerrero
  6. El cristianismo y las culturas indígenas" Jorge Martínez Rodríguez, San Cristóbal de Las Casas, 2010 - Christianity and culture - 198 pages
  7. "El cristianismo y las culturas indígenas" Jorge Martínez Rodríguez, San Cristóbal de Las Casas, 2010 - Christianity and culture - 198 pages

Ver también:

Himmerich y Valencia, Robert. 1991. The Encomenderos of New Spain, 1521-1555. Austin: University of Texas Press. pg 178.
Despite Similarities, Pocahontas Gets Love, Malinche Gets Hate. Why?
La Malinche - caught between two worlds
Dona Marina
La Malinche on indigenousleaders.wikispaces.umb.edu


More Genealogy Tools



Sponsored Search




Search
Searching for someone else?
First: Last:



DNA
No known carriers of Doña Marina's mitochondrial DNA have taken an mtDNA test.

Have you taken a DNA test for genealogy? If so, login to add it. If not, see our friends at Ancestry DNA.



Images: 4
Cortes and La Malinche
Cortes and La Malinche

La Malinche
La Malinche

La Malinche, Cortés, y Príncipe Xicotencatl
La Malinche, Cortés, y Príncipe Xicotencatl

La Malinche por Diego Rivera
La Malinche por Diego Rivera

Collaboration
  • Login to edit this profile.
  • Private Messages: Contact the Profile Managers privately: Danny C. Alonso, Austin Pérez, and A. Bracknell. (Best when privacy is an issue.)
  • Public Comments: Login to post. (Best for messages specifically directed to those editing this profile. Limit 20 per day.)
  • Public Q&A: These will appear above and in the Genealogist-to-Genealogist (G2G) Forum. (Best for anything directed to the wider genealogy community.)


Doña Marina is 36 degrees from Rosa Parks, 33 degrees from Anne Tichborne and 24 degrees from Victoria of the United Kingdom of Great Britain and Ireland on our single family tree. Login to find your connection.

T  >  Tenépatl  >  Malinalli Tenépatl